Blog

Por Arq. Pilar Catunta Alva 14 de abril de 2020

Edificaciones enfermas de elcolombiano.com

Nueve de cada diez viviendas de América Latina y el Caribe son de baja calidad y más del 81% de los habitantes de la región reside en zonas urbanas, según el BID. 
La OMS estima que para el 2020 las enfermedades crónicas relacionadas con la calidad de nuestro entorno y con nuestros hábitos supondrán tres cuartas partes de todas las muertesa nivel mundial..

Portada dee Conjuntos habitacionais Favela – São Bernardo do Campo 

Estas estadísticas aplastantes muestran la realidad en la que vivimos en América Latina y en la del resto de los países en el mundo. A pesar de los esfuerzos de los gobiernos en mejorar esta realidad con convenios y tratados, se mantiene estas carencias en vivienda así como en otros sectores que influyen en la calidad de vida. En este contexto, el Perú enfrenta estos problemas en el mismo momento en que se desencadena una pandemia sin precedentes. Un virus ha puesto al mundo en aprietos y ha bajado la cortina de todas las deficiencias en salud, en políticas de estado y en nuestros hábitos y costumbres, y que venían tapando durante años. Hoy nos toca enfrentar a este nuevo Coronavirus con todos los recursos humanos y económicos que tenemos a disposición.

Es así como el 15 de marzo nuestro presidente decretó aislamiento social obligatorio en el Perú para frenar la velocidad de contagio por el Covid-19. Este fue un día sorpresivo para todos los peruanos. Esta medida, ahora convertida en cuarentena, nos ha obligado a permanecer en nuestras casas, departamentos, módulos de vivienda social o cualquier tipo de espacio habitable. Nunca nos pusimos a pensar en si este albergue era saludable, confortable, ergonómico o funcional en una manera óptima durante esta pandemia. Hoy en día, no sólo debemos esperar que nuestra vivienda nos proteja y nos brinde cobijo, sino también debemos conseguir que su interior constituya un entorno saludable donde podamos conseguir que nuestra vivienda nos cuide, mejore nuestra calidad de vida e incluso nuestra esperanza de vida. 

Es así como en estos duros días de cuarentena e incertidumbre cuestionamos si el lugar que elegimos y construimos para habitar por mucho tiempo es saludable, si nos permite pasar este tiempo de aislamiento en espacios habitables o si nos ayuda emocionalmente. Para responder estas interrogantes que muchos se hacen, como arquitecta sé que no hemos estado preparados. Pero puedo hacer una reflexión profunda y cito las palabras del arquitecto Xavier Mantilla, jefe del Ayuntamiento de Barcelona, que dice: “Ahora, dentro de nuestras viviendas, deberíamos hacer una reflexión obligada de cómo vivimos ¿Por qué los lavabos, que deberían ser las estancias más ventiladas de los pisos, son interiores? ¿Por qué se han reducido los espacios comunitarios a la mínima expresión al igual que la superficie de los pisos?”. Esto nos obliga a pensar que todo este tiempo vimos a la vivienda bajo una perspectiva económica, dejando de lado la calidad. Podemos decir también para cerrar esta idea, se viene diseñando edificios low cost y que la mayoría de ellos están enfermos ya que se ha perdido la idea de progreso.

Antipatrones de la vivienda social en Latinoamérica – ArchDaily 
Foto Decoesfera, modelo saludable de cocina 
Foto Decoesfera, Concepto interior- exterior en interiores 

Ante un escenario mundial incierto, el aislamiento es la mejor arma contra el Coronavirus. El diseño arquitectónico e interior se debe mantener alerta a la posibilidad de hacer su aporte en esta nueva arquitectura de encierro, en el que muchos profesionales pensamos que el confinamiento supondrá un antes y un después en esta noble profesión. 

Sigue a Simétrika para más artículos como éste. En el próximo artículo nos centraremos en viviendas saludables según estándares internacionales y cómo podemos acercarlas a nuestra realidad latinoamericana. 

En Simétrika nos esforzamos por conseguir que nuestras viviendas no sean sólo espacios bonitos en los cuales habitar (la belleza también se ha comprobado que es un elemento que afecta a nuestro bienestar) sino también que cuenten con todos los sistemas disponibles en el mercado para que en ellas se viva más y mejor. Si estás [email protected] en tener una vivienda diseñada por arquitectos, a tu medida, sostenible y que además cuide de ti y de los tuyos, consúltanos y te ayudaremos encantados