Blog

Prueba y error. En una servilleta, en papel de trazado, o en un fondo negro de CAD, mucho del trabajo del arquitecto es hacer y rehacer lineas, formas, objetos e imágenes. Descartar, empezar de cero, repetir.  Entre la idea inicial y el proyecto final hay un largo y cansador camino. La dificultad yace en la idea del diseño como un proceso de tomar infinitas decisiones, donde el cambio puede influir a un sin numero de otros elementos, por ende es el ejercicio de elegir beneficios y ceder concesiones.

Estas decisiones pueden tomar diversas formas, desde determinar cuánto area cubrir, mientras se mantiene un impacto mínimo en el ambiente, hasta colocar la mayor cantidad posible de mesas de trabajo en una oficina sin perder una buena circulación. Cada decision requiere de muchos estudios y consideraciones para llegar a la opción más conveniente. Por ejemplo, la posición de una ventana, aunque se vea bien en la fachada, puede hacer que la posición de la cama en un dormitorio sea inviable o aumentar el consumo de energía del edificio. 

Es cierto que siempre hay plazos de entrega y presupuestos a los cuales hay que ajustarse en cualquier proyecto, con el cliente comúnmente apurado y dispuesto a ceder un tiempo limitado a pensar sobre cada posible combinación o a la precision de cada decision. Es en esta etapa donde, el concepto de diseño generativo aparece en la arquitectura. El diseño generativo combina el diseño paramétrico y la inteligencia artificial con la la restricción y data incluida por el diseñador.

Según Celestino Soddu, un investigador en Politecnico di Milano, “Es un proceso morfogenético  que usa algoritmos estructurados como sistemas no lineales para obtener resultados únicos e irrepetibles, ejecutados mediante una idea código” 

Hay una antología con la naturaleza que incluye unos paralelos importantes. Tomando como ejemplo el árbol, con un largo tronco que es más ancho y fuerte en la base, resiste toda la presión y tension causada por el viento y su propio peso. Desde ahí, numerosas ramas emergen, culminando en las hojas. No hay material de sobra, y las formas adoptadas son las mejores para su habitat. En lugares con mucho viento, la composición del árbol sera muy diferente a aquellos donde la tierra sea arenosa, diferenciados por un proceso de selección natural que ocurre a través de millones de años. Este mismo razonamiento puede ser utilizado en el arte, diseño y arquitectura.

El concepto se basa en una exhaustiva exploración de las alternativas del diseño, las cuales se derivan de ciertos supuestos definidos por el propósito asignado por el diseñador.  “El diseño generativo es una estrategia que incrementa los recursos humanos mediante el uso de algoritmos para automatizar el diseño lógico. Tu sigues definiendo los parámetros, pero en vez de modelar una cosa a la vez, el software de diseño generativo te ayuda a crear muchas soluciones simultáneamente, y hasta puede llegar a encontrar soluciones únicas y nunca antes vistas, soluciones que son muy difíciles de descubrir mediante los métodos tradicionales.”

El diseño generativo no siempre creara diseños complejos.  Puede contribuir al proceso de diseño repetitivo con el cual ya nos encontramos familiarizados. 

Imagen tomada de ArchDaily

En el 2019, SideWalk Lab anuncio el desarrollo de una herramienta de diseño generativo que crea escenarios de planeamiento urbano. Usando información geográfica, políticas urbanas, regulaciones, disposición de las calles, orientación, patrones climáticos y altura de la edificación como inputs, la herramienta genera una serie de posibles escenarios para que los arquitectos puedan evaluar y refinar el producto final. El sistema gracias al machine learning, tiene la habilidad de mejorar las tareas y generar proyectos perfeccionados gracias a la experiencia acumulada.

Como David Benjamin, el arquitecto fundador del Research Studio en The Living, dice “Mientras un algoritmo es simplemente un algoritmo, solo un ser humano decide que problemas resolver, que objetivos debe alcanzar y que factores son mas importantes en la resolución de problemas. Las computadoras pueden ayudar a organizar y priorizar esas decisiones, pero no pueden realmente tomarlas. El diseño generativo le genera una nueva libertad a los arquitectos, ingenieros y constructores para diseñar y crear un nuevo mundo”